Atención

El blog ha cambiado de dirección. En breves segundos serás redireccionado a la nueva dirección. Si no te carga automáticamente, haz clic aquí: http://blogdesuperheroes.es/

Atención


domingo, 3 de junio de 2007


Ciencia y Cine: Actores e inventores

Tienen el reconocimiento de la sociedad, por sus actividades artísticas. Han llegado a ser famosos, gracias a sus méritos cinematográficos. Pero he aquí que también podrían haberlos sido por sus capacidades inventoras. Les hablo de gente del mundo del cine con la inteligencia, el ingenio y el tiempo suficiente, como para haber inventado algún artilugio. Son artistas-inventores ¿Quién lo hubiera pensado?


Artistas que, además, han tenido otra cualidad: la precaución de ir al registro y patentarlo. Nunca se sabe lo que un invento puede dar de sí. Debieron pensar. Y por ahí, por la ocurrencia de patentar, es por donde nos hemos enterado de su, hasta ahora desconocida, dimensión inventora. Les cuento. Resulta que hay una aplicación en Internet que permite acceder a todas las patentes registradas en la Oficina de Patentes y Registros de los EEUU, desde 1790 hasta la actualidad. Se llama Google Patent. A través de ella podemos conocer la vena inventora de algunos personajes, de los que nunca hubiéramos sospechamos tal capacidad.

Zeppo Marx y la bomba nuclear

Llama la atención la singular creatividad científica de los inventos que patentó el menos conocido de los Hermanos Marx, Zeppo Marx. Estuvo muy poco tiempo ligado al mundo artístico. Lo abandonó para dedicarse a lo que realmente le gustaba: la mecánica. En 1941 fundó Marman Products, una empresa dedicada al diseño y construcción de material armamentístico, para el ejército estadounidense. Un buen negocio en plena Segunda Guerra Mundial.

Zeppo diseñó unas argollas que resultaron ser un eficaz sistema de anclaje de objetos pesados. Motivo por el que fueron escogidas para sujetar en la panza del Enola Gay, nombre del avión B-29 que la transportó, a la tristemente famosa Little Boy. La primera bomba nuclear que se lanzó sobre territorio japonés. La fecha, el 6 de agosto de 1945. La ciudad, Hiroshima. Mató a unas 100 000 personas. Tres días después, el 9 de agosto, la segunda. Su nombre Fat Boy. La ciudad, Nagasaki. Ésta mató “sólo” a 74 000 personas. Días después los japoneses se rendían sin condiciones.

Otro invento

Muy pocos no coincidirán en la idea de que, el invento éste de la argolla, no es el más idóneo para ser recordado. Por eso es justo reseñar que, con fecha 21 de octubre de 1969, Zeppo patentó un tipo especial de reloj de pulsera. Se trataba de un mecanismo capaz de medir el pulso y que, utilizado por personas afectadas de problemas cardíacos, podía detectar cualquier alteración en sus valores. Si no eran los normales, lanzaba una señal de alarma. Un buen invento, sin duda, que podría salvar vidas pero del que, no obstante, no se supo nada más.

Respecto al abandono del grupo, por parte de Zeppo, el genial Groucho lo tuvo claro. A su entender, sin Zeppo, eran un 25% más ricos y el doble de graciosos. Cinismo grouchiano. Ya sabemos como las gastaba el del bigote (“Estos son mis principios. Pero, si no le gustan, tengo otros”). De los inventos, por supuesto que, también, tenía su propia visión: “Supongo que había que inventar las camas de agua. Ofrecen la posibilidad de beber algo a media noche, sin peligro de pisar al gato”. En fin.

Gary Burghoff

Y de un actor casi cómico que inventa un dispositivo bélico, a un actor bélico que inventa un artilugio casi de broma. Gary Burghoff, un discreto actor conocido por su papel de “radar” O´Reilly, en la televisiva serie de M.A.S.H. También él sintió la llamada de la creatividad. Fruto de la misma un complicado sistema, con aparato incluido, para atraer y capturar peces. Todo muy extraño, si bien él se siente muy orgulloso de su “atractor de peces”. De hecho lo patentó el 17 de agosto de 1993. El invento resultó ser tan discreto como la carrera cinematográfica de su autor. Ya lo dijo Antonio Machado, el hermano de Manuel: “El cine, ese invento del diablo” (Continuará)




Escrito por Carlos Roque Sánchez croque@supercable.es

2 comentarios en Ciencia y Cine: Actores e inventores:

ELRINCONDELTARADETE dijo...

Curiosos estos inventos. Aunque son más inofensivos los del Profesor Franz del TBO.

Alberto dijo...

Muy interesante

Aunque creo que te has dejado a uno muy importante.

Howard Hughes, quien invento el Hercules y al que se le ocurrio que volar por encima de las nubes era más seguro, dio asi el primer paso a lo que hoy conocemos como la aviación comercial.

Publicar un comentario