Atención

El blog ha cambiado de dirección. En breves segundos serás redireccionado a la nueva dirección. Si no te carga automáticamente, haz clic aquí: http://blogdesuperheroes.es/

Atención


viernes, 12 de septiembre de 2008


Ciencia y Cine: Propiedades del Adamantium [2]

(Continuación) Comenzamos esta entrega, con el estudio de las adamantinas propiedades. De entrada nos dicen que es un material indestructible, ligero y manejable. Unas cualidades éstas que bien pueden guardar relación, con algunas propiedades físico-químicas de los materiales. Por lo que pueden ser motivo de análisis científico. Aquí hay faena blogera. También nos hablan de una singular cualidad: su alta capacidad receptora a la magia, que la dota de propiedades no naturales que potencian todas las demás. En esta ocasión, como comprenderán, la ciencia tiene poco o nada que decir.

Pues bien, sin más. Veamos qué cuentan los laboratorios Marvel y lo compararemos con lo que dice la ciencia en la actualidad, acerca de ellas. Así funciona la racionalidad.

El adamantium es indestructible
Según nos dicen, dada su poderosa estructura molecular (estructura que por cierto no describen), el adamantium es en teoría indestructible. Se están refiriendo con el calificativo, a su sobrenatural resistencia para no verse afectado por nada conocido. Por eso resulta ser un material idóneo para la fabricación de armas, armaduras y todo tipo de objetos bélicos propios de estos personajes. Es como aparece, cinco años después de hacerlo en la coraza externa de Ultron, en The Incredible Hule #181 (noviembre, 1974), formando parte ahora del esqueleto y las garras retráctiles del mutante Wolverine.

Pero antes de ver qué dicen disciplinas académicas como ‘Ingeniería mecánica’ e ‘Ingeniería estructural’ al respecto, nos tenemos que detener en un detalle sorprendente. Lo de la indestructibilidad, sólo lo dicen de entrada. Después resulta que no es para tanto, pues hablan de que sí se puede alterar si se emplea un “Reordenador Molecular”. De modo que la misma tecnología responsable de crearlo y moldearlo, es capaz de desintegrarlo, ¿entonces lo de indestructible a qué viene? Sorprendente.

Y más, porque no dicen qué tipo de aparato es, ni cómo funciona, ni cual es su fundamento científico. Nada de nada. Bueno, esto ya no es tan sorprendente, al fin y al cabo es un cómic. No me pregunten qué es este organizador molecular, porque científicamente no existe. Al menos, yo no he oído hablar de él.

Más talones de Aquiles
Y no queda aquí la cosa. El adamantio ha demostrado a lo largo de su historia, tener otros varios talones de Aquiles, en su supuesta resistencia a todo. Puntos débiles en su naturaleza y estructura físico-química, que ponen en duda su status de inalterable indestructible. Veamos algunos.

En cierta ocasión, el Hombre Maravilla logró destruir la cabeza de Ultrón, compuesta de adamantium, con tan sólo concentrar sus poderosos golpes en esta parte del robot. Otro incidente, que cuestiona la invulnerabilidad adamantina, tiene que ver con Hulk. En Ultimates vol 1. #5, La Masa logra romper una aguja hecha de adamantium, y no sería ésta su única travesura. En el primer número de la miniserie Ultimate Wolverine vs. Hulk, éste lo parte por la mitad. Le arranca ambas piernas a Wolverine en el fragor del combate ¡No puede ser!, me dirá usted ¡Su esqueleto está constituido por el inmutable adamantium! No podrá ser, pero es.

Aunque hay que decir que, en esta ocasión, Marvel Comics se porta. Y aunque no ofrece una explicación científica a semejante incongruencia, sí tiene una buena salida. Apunta la idea de que, si bien los huesos son de este material, las articulaciones no. Y por tanto son rompibles. Estarán conmigo en que la salida es buena. Hay que reconocerlo. Todos los anteriores son ejemplos de Mecánica frente a Química.

Y otros más

También los hay de Electromagnetismo frente a Química. Magneto, el mutante dueño y señor del magnetismo, deja en evidencia la indestructibilidad adamantina al mostrar su control sobre ella. Lo consigue conectándose con el esqueleto de Wolverine y elevando, mediante el efecto Joule, su temperatura. Lo suficiente como para licuar el adamantium. Después se limita a extraérselo, dejándolo como un simple humano. Simple y sencillo.

Y como ya sabemos por anteriores entregas, el vibranium del escudo del Capitán América es otro material que es capaz de destruir el adamantium. En concreto, el vibranium de la Antártida produce unas radiaciones que funden todos los metales, incluido el adamantium.

Como podemos ver, la propia Marvel es la primera que se contradice y nos muestra la vulnerabilidad de su adamantium. Un material no tan indestructible. Y a todo esto, ¿qué dice la ciencia? (Continuará)

2 comentarios en Ciencia y Cine: Propiedades del Adamantium [2]:

Monglomorolo dijo...

Espero impaciente la próxima entrega del Adamantium, cierto es que en temas irreales el que lo inventa lo controla, pero podrían regularse un poco, y no contradecirse, o esto es un caos...

Carlos Roque Sánchez dijo...

Hola monglomorolo. Si no hay contratiempos este sábado tendrás la siguiente entrega adamantina.

Gracias por tu comentario.

Publicar un comentario