Atención

El blog ha cambiado de dirección. En breves segundos serás redireccionado a la nueva dirección. Si no te carga automáticamente, haz clic aquí: http://blogdesuperheroes.es/

Atención


domingo, 27 de abril de 2008


Ciencia y Cine: Iron Man [1]

Es uno de los escasos superhéroes cuyas proezas justicieras, no van ligadas a la posesión de superpoderes. Ya me entienden, esas capacidades que van más allá de las de los humanos. Iron Man (El Hombre de Hierro) es un ser humano normal, sí. Pero no un simple mortal. A su dotada mente analítica se une una extraordinaria formación científica y tecnológica, un cuerpo entrenado físicamente y una más que holgada posición económica. Como saben, Iron Man es el alter ego de Tony Stark, un multimillonario y brillante ingeniero dedicado a la fabricación de armas con un alto desarrollo tecnológico.

Superhéroes y la amenaza roja
De todos los superhéroes, ninguno como Iron Man se vincula tanto a la Guerra Fría de la década de los cincuenta y sesenta del siglo pasado. Ni de la DC ni de Marvel. Nadie como él lucha contra la “amenaza roja”, de lo que se conoce como Edad de Plata de los cómics.
Aunque la presencia de Marvel comienza en 1961 con los Cuatro Fantásticos, el invencible Iron Man no hace su aparición hasta marzo de 1963, en el número 39 de ‘Tales of Suspense’. Y lo hace sin superpoderes. Así como el vengador y oscuro Batman, otro superhéroe sin ellos, guarda en el interior de su cinturón un sinfín de útiles y fabulosas armas para emplearlas contra los villanos, Iron Man envuelve por entero su cuerpo en una flexible, férrica, dorada y roja armadura. No lleva la ropa interior por fuera como otros, lo que está bien, pero tampoco es para tirar cohetes su indumentaria. Para la cabeza emplea un casco más o menos cilíndrico y ridículo, motivo por el que nuestro justiciero fue conocido, durante muchos años, con el mote de Cabeza de Concha (Shellhead). Y eso que con el tiempo el casco ganó en estética. Pero nada. Sobre todo en EEUU la gente siguió llamándolo así. Ya no se respeta ni a los superhéroes.

La Física de Iron Man
Más bien tendríamos que decir la del genial ingeniero electrónico Tony Stark, pero bueno. El caso es que en ningún superhéroe se hace más patente la relación entre cómic y física. Y dentro de ésta, la física del estado sólido, en concreto el estudio de semiconductores y el más moderno, por aquél entonces (1963), de sus desarrollos tecnológicos: el transistor.
De modo que todos los superpoderes de Iron Man provienen de las extraordinarias propiedades del traje-armadura que, a su vez, están basadas en este revolucionario dispositivo. Es la suya, pues, una armadura transistorizada. Con ella consigue tener la fuerza de un centenar de hombres; es capaz de volar gracias a unos cohetes propulsores que lleva en las plantas de sus botas; arroja unos energéticos “rayos repulsares” desde las palmas de sus guantes; etc. Bien, pero…

¿Qué es un transistor?
No podemos aquí, por indudables razones de oportunidad y espacio, desarrollar ninguna de las expresiones científicas apuntadas antes. Pero lo que sí debemos, al menos, es contextualizarlas. Empezaremos por lo concreto, con el transistor. Por ahora apuntar que, en el transistor de estado sólido, está el origen de muchos, por no decir casi todos, de los dispositivos electrónicos que usamos en la actualidad. Es como una válvula que regula el paso de la corriente eléctrica en un circuito, pudiendo modular y amplificar sus voltajes. Vinieron a sustituir a los tubos de vacío y, gracias a ellos, los aparatos de radio y televisión se hicieron más ligeros, pequeños y eficaces.
Lo que, bien es cierto, no ocurrió de hoy para mañana. Fue un proceso que duró años desde que, en 1947, fuera inventado en los Laboratorios Bell de Murray Hill, New Jersey, por los físicos J. Bardeen, W. Brittain y W. Shlockley. Su construcción les costó años de investigación y estudio, en la estructura de semiconductores. No. Un dispositivo como el transistor no se descubre por azar. No es el típico descubrimiento serendípico. Hay que saber mucha física del estado sólido y semiconductores. Mucha. Nueve años después, el trío recibía el Premio Nobel en Física de 1956 “Por sus investigaciones en semiconductores, y el descubrimiento del efecto transistor”. (Continuará).

4 comentarios en Ciencia y Cine: Iron Man [1]:

KaLeL dijo...

A mi siempre desde toda la vida me ha gustado Iron Man, me parece uno de los mejores superheroes que se han podido crear.. Y ademas es uno de los que no posee Poderes Extraordinarios como Superman o como Thor entre Otros!! Por eso esta en mi Lista de Favoritos, ya falta poco para la Pelicula :-D

Fedra dijo...

Espero la peli. !!!!!

Bestiarium Vocabulum dijo...

Muy bueno el blog!! lo agrego al reader!

Saludos

Carlos Roque Sánchez dijo...

Gracias, kalel, fedra y bestiarium vocabulum, por vuestros comentarios

Publicar un comentario